diumenge, 9 de gener de 2011

El valenciano, nuestro más folclórico dialecto!



Carta enviada per un membre de Lo Clar:


Atentamente al director de Lo Oscur:

No vemos razón de porqué esa crítica a nuestro reportaje sobre el ilustre apellido de Onteniente, sobretodo después de haber realizado tal costoso trabajo de investigación periodística por la causa ontinyentina.
Hemos puesto todo nuestro empeño en darle voz a esos olvidados, portadores aún de nuestra sangre. Hasta ellos nos llevó nuestro presupuesto y estuvimos en el centro de la noticia: en Crevillente, en Alcázar de San Juan, en el resto de España… No olvidamos que en sus días más florecientes, la populosa ciudad de Onteniente gozaba de abundante riqueza y importancia, y de ello, el legado de esta estirpe milenaria.

Pero no me remito a ustedes para defender nuestra más esbelta denominación, esa que aun resiste en los apellidos de algunas gentes, tan dispersas por la geografía española por otro lado; si no para haceros saber que valoramos enormemente la labor llevada a cabo por la recuperación de tan gráciles palabrejas vernáculas, tales como el nombre Ontinyent. No solo eso, si no que en nuestra ardua voluntad por mantener la cultura autóctona viva, bien que utilizamos en nuestras publicaciones muchos de estos viejos palabros tan majos conservados como preciada herencia de nuestros ancestros. El nombre de nuestro periódico es el más claro ejemplo de esta ambición!

Trabajamos para que nuestras fiestas y tradiciones crezcan y obtengan el reconocimiento que se merecen. En recientes números publicados durante las últimas fiestas, actos como el Toro en Cuerda, el Cante de los Angelitos o el Cante de la Sibila son citados en nuestras páginas en dialecto valenciano y defendidos a ultranza. Nuestro afamado director dedicó una sólida columna de opinión, en su Calle Mayor, para reclamar que el Cante de los Angelitos sea declarado bien de interés cultural, y también hicimos lo propio con una extensa editorial sobre el Cante de la Sibila.



Que bueno es recuperar esos nombres perdidos, esos símbolos patrimoniales que tanto nos enorgullecen! Son la dicha de nuestra tradición!

Jose Luis Turrón, fiel garante del Poder Valensiano (tivi chow), incluso fue capaz de descubrirnos algunos versos en esta lengua tan singular, procedentes del Cante de los Angelitos. Como bien dice nuestro guía mayoral:

“Una singularidad que viene reforzada en sus versos valencianos, nacidos de autor anónimo en época foral, y que cuentan con una antigüedad contrastada que va más allá de los trescientos sesenta años, y que pese a ello ha conseguido superar las mismas adversas vicisitudes que las sufridas por la propia Lengua Valenciana a lo largo de los tiempos. Y lo ha conseguido gracias al empeño y la fidelidad mostrada por los ontinyentins, que le han sido trasmitido oralmente como preciada herencia de padres a hijos.”  

Los ontenienses, por nuestra parte, seremos fieles a esta lengua de encuentro que es el español, idioma páter de la nación, el cual tiene que regir nuestra voluntad de informar, como bien merece el más gran lenguaje patrio. Aún así, nunca olvidaremos el linaje y el folclore de tan insigne ciudad la nuestra, y daremos cuenta de ello, pues bien merecen ser pieza de museo.

Onteniense de Pura Cepa
Relaciones Públicas del clan


I per acabar, vos deixem amb altra de les perles d’este cinisme hipòcrita instal·lat a la redacció de Lo clan, apareguda ara fa un mes:

 aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!


4 comentaris:

  1. falta veure a quants d'eixos q no saben llegir en valencia els interessaria llegir-ho en castella, proxima entrega d'article d'investigació en lo clar

    ResponElimina
  2. si si, el valencià que tenen estos és el de "diga bón dia", "En valencià clar que sí", "Bón nadal", "Ché que bó" i algún "xiste" de poca gràcia

    ResponElimina
  3. Seguiu així, almenys de riure'ns no pararem.....quina colla d'impresentables. És l'era de la doble moral.

    ResponElimina
  4. Mira si son tontos, que pa fer la noticia de la heraldica, podrien haver consultat la web del INE i no investigar en Crevillent ni Alcázar de San Juan...

    ResponElimina